Sign up with your email address to be the first to know about new products, VIP offers, blog features & more.

Feliz!

A veces,publico desde el corazón, desde lo que llevo dentro y me grita que lo exprese,porque así lo siento, necesito explotar y escribirlo, vomito letras desde lo mas profundo de mi alma, para luego recuperarme otra vez, este es un post de esos, de los que no se si leerán o les aburrirá porque no va de looks, ni de moda, este post va de mi autentico yo, de sentimientos, vivencias, es real…   

Como algunos ya saben, me han operado de urgencias de apendicitis aguda,ahora estoy de reposo absoluto. 
Desde el principio,ha sido un proceso doloroso,extraño, y confuso. 
Me iba a ir a un viaje maravilloso, un viaje soñado, y así fue.
Roma me esperaba, ilusionada con muchísimas ganas de disfrutar del viaje y de conocer y vivir experiencias, ignore una molestia que tenia en el lado derecho del vientre,unido al estrés de preparar la maleta el ultimo día de trabajo, pasé por alto el dolor, aun así,en la maleta llevaba un arsenal de medicamentos (de los que no soy alérgica) para evitar fastidiarme y fastidiar las vacaciones.
Así pasaron cinco días, rodeada de belleza y de sitios fascinantes, pero con las molestias ahí que no querían dejarme, recordé que hacia un tiempo una infección me provocaba ese dolor y comencé a tomar antibióticos,   de Roma  fuimos a Florencia, seguimos con un viaje de película, pero yo , intentando ser fuerte, pensando en positivo, convenciéndome a mi misma que ya pasaría seguía en mis trece.
 Allí estuvimos cinco días , Florencia es abrumadora…es mágica, creo que esa es la palabra que la puede definir con exactitud. Yo continuaba sin mejorar, al contrario, llegando a Venecia, ya con fiebre sin poder moverme a penas, fuimos a un centro médico, solo con observarme me diagnostico apendicitis, yo incrédula pensé que con esa exploración tan básica era imposible ese diagnostico, y me dijo que siguiera tomando antibióticos hasta que regresara a casa. Cuando me dijo eso, anulo aún mas su evaluación rudimentaria. Las mañanas en Venecia me las pasaba en la habitación del hotel, con sudores, temblando y agotada,el dolor no me dejaba dormir, pero yo me autoconvencia una y otra vez que ese medico disparatado no podía tener razón, como te van a dejar irte si tienes apendicitis? En mi cabeza no cabía eso…
Siempre lo había pensado, pero después de esta experiencia lo creo mas, soy una mujer fuerte, que se levanta de la cama e intenta poner una buena cara para poder pasear por la increíble Venecia.
Y llego el día de volver a casa, nunca pensé que iba a sentir eso, pero estaba deseando volver.
Al llegar, espere un día sin ir a la clinica, no creía que tuviera nada malo, era una infección seguro. 
Al día siguiente, sentí que el estomago me explotaba y por momentos, diría segundo, comencé a temblar de una forma exagerada, cuando llegue a la clinica ardiendo en fiebre, nadie creía que había aguantado 15 días con apendicitis, ni yo que ese medico disparatado de Venecia resultara ser un gran profesional.
Al día siguiente,ya estaba operada por fin.
Siempre pienso, que todo tiene su lado bueno, no puedo negar que aun enferma he tenido unas vacaciones inolvidables, Italia y la compañía merecen que las recuerde así , la operación, he de decir que increíblemente fue una experiencia agradable,me bajaron al quirófano sin parar de reírme haciendo bromas al cirujano, me durmieron y soñé que estaba en una playa de Fuerteventura, no sabia que te podías acordar de eso, pero cuando me despertaron aún seguía soñando con las cristalinas aguas y la clara arena de Corralejo, luego… Las muestras de cariño y apoyo de todos los que me quieren, que por cierto que afortunada soy, gracias a todos los que con su granito de arena me han hecho sentir muy querida.
Y ahora que por motivos de alergia a medicamentos, tengo que vivir el dolor insoportable del post operatorio, estoy haciendo cosas que antes por trabajo y otras tareas no podía, leo libros que tenia a mitad, ojeo revistas de moda, paso tiempo con mis gatitos, he visto los europeos de gimnasia rítmica y el eurobasket, puedo hablar con mi madre todos los días cara a cara y reírme con ella que hacia tiempo que no la veía tanto, he de decir que aun con dolores insoportables soy realmente feliz. 

2 Responses
  • Hola Lore! Hoy te voy conociendo y debo decirte que me encantan tus outfits, pero más tu buena vibra! Sigue así, feliz y devorandote el mundo! Mis mejores deseos para ti! Un abrazo!

  • admin
    noviembre 9, 2015

    Hola Maria, que sepas que me has alegrado la mañana con tu comentario, me hace miy feliz que me leas y además que así me conozcas un poco más. Gracias por pasarte por mi mundo, un abrazo!!!

What do you think?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *